De un lugar llamado Encanto

Hay fines de semana en los que uno sólo quiere comer rico, bañarse en el mar, dormir, tomarse un coctel y pasar el rato con los amigos, sin hacer mucho esfuerzo. 

Y hay otros fines de semana en los que uno quiere hacer todas estas cosas + aventurarse a conocer lugares nuevos y salirse de la zona de comfort aunque sea por un par de horas.

Este weekend, yo me fui por la segunda opción. Mucho disfrute, mucho relax, pero también necesité mi dosis de aventura y naturaleza casi-virgen para sentir que había sido un fin de semana 100% completo. 

AH! La naturaleza. Aparte de un buen fin de semana de descanso, la naturaleza - nuestra querida pachamama - es una de las cosas que NECESITO en mi vida para poder recargarme, sentirme tranquila y realmente feliz.

A mis 26 años, me he dado cuenta de que si paso más de una semana sin salir a respirar aire fresco aunque sea al parque de la esquina, de una vez comienzo a sentirme fuera de onda. Me voy desesperando rápidamente de los ruidos + desorden citadinos y la concentración absoluta se vuelve un poco inalcanzable. 

Si te pasa igual y este fin no pudiste escapar, te comparto un recorrido visual por El Encanto: un lugar casi-secreto casi-virgen en medio de Altos del María. 

Aquí te va:

¿Qué tal? 

Espero que hayas disfrutado el viaje cibernético. Porfa no dudes en dejar tus comentarios o preguntas aquí. Me encanta saber que las personas disfrutan de lo que les dejo por aquí. 

¡Nos vemos la próxima!

© 2017 // Susana Aramburú // ptyology